Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Seguro que alguna vez has subido en un kayak, en una piragua o en una canoa, pero probablemente no sepas identificar en cuál de ellos lo has hecho. No te preocupes porque esto es algo bastante común. Si te interesa conocer sus diferencias y cómo funciona cada una de ellas, sigue leyendo porque a continuación te contamos qué es un kayak, una piragua y una canoa, reseñando sus características y diferencias principales.

Qué es un kayak

Los kayak son un tipo de embarcaciones con origen esquimal. Cuando se creó, este tipo de embarcación se elaboraba con una estructura o esqueleto de huesos, que le daba su forma, así como con una cobertura elaborada con pieles de animales tratada para volver el kayak estanco. Se usaba este tipo de materiales porque no existían otros materiales en el entorno, y los esquimales construían los kayaks con lo que tenían más accesible. Los usaban para pescar y para cazar con arpones. Según los expertos, los kayaks de Groenlandia eran los más eficaces.

En un kayak la persona se ubica sentada, bien colocada en el interior y propulsa el barco usando una pala de doble hoja. Del mismo modo, si hablamos de kayak de travesía o de mar, es posible dirigir el rumbo del barco con un timón que se maneja con los pies. Los kayak pueden ser de una, de dos, de tres o hasta de cuatro personas.

Además, cabe reseñar que el kayak, junto con la canoa, es uno de los tipos de piraguas que existen actualmente en el mundo. Dentro de ellas podemos encontrar después otras clasificaciones que, en el caso de los kayaks, veremos a continuación.

Tipos de kayaks

Para poder diferenciar los tipos de kayaks que existen podemos hacer diferentes diferenciaciones, siendo una de las más interesantes el formato y los materiales con los que está elaborado el kayak.

Entre los tipos de kayaks más populares encontramos los kayaks rígidos, que son los más populares y los que utilizan la mayoría de usuarios. Están elaborados con materiales como el vidrio, el polietileno, el poliéster o el plástico y suelen ser sencillos de manejar, aunque pesan bastante.

Por otro lado encontramos los kayak modulares o desmontables. Tienen diferentes piezas que se montan, haciendo mucho más sencillo su transporte y manipulación. La nota favorable de este tipo de kayak radica en que es posible convertir los kayak de una persona en otros de dos o tres, simplemente añadiendo varias piezas. Son sencillos de montar, resistentes y eficientes.

Por otro lado encontramos los kayak plegables, elaborados con madera y aluminio y recubiertos con materiales impermeables. Son sencillos de plegar y suelen tener diseños rígidos y eficientes.

Asimismo, encontramos también los kayak hinchables. Estos kayak son más manipulables, aunque son bastante inestables. Su ventaja principal es que se pueden transportar cómodamente y que son muy económicos, pero no son aptos para viajar en aguas especialmente agitadas. Son ideales si se quiere pasar un rato de juego en el agua o ir a pescar de manera eventual.

Qué es una piragua

Del mismo modo, si hablamos de este tipo de embarcaciones a nivel general debemos referirnos a las piraguas, que a su vez abarcan a las canoas y a los kayaks, dos tipos de embarcaciones similares pero que cuentan con marcadas características que las diferencian en gran medida si aprendemos a conocerlas.

Las piraguas son barcas estrechas y largas, que suelen ser de una pieza, aunque también suelen ser desmontables. En sus orígenes las usaban los indígenas de América y Oceanía. En el mundo del deporte son barcos estrechos y ligeros que se desplazan con palas y se pueden usar en ríos, playas y otras zonas de agua. Este tipo de embarcaciones pueden propulsarse a remo o con pala. Del mismo modo, cabe reseñar que con las piraguas las personas que se encargan de impulsarlas van de frente, por contra a lo que sucede con los botes de remo.

Del mismo modo, para la Federación de Piragüismo, la palabra piragua abarca también a la canoa y a los kayak, pero también a otros deportes como el surf ski, el canoraft o la nabata.

Tipos de piraguas

Dentro del piragüismo podemos encontrar dos modalidades de piraguas claramente diferenciadas: las canoas y los kayaks. A continuación te contamos cuáles son los principales tipos de piraguas que existen y sus características básicas principales que debes tener en cuenta para poder escoger el barco perfecto dependiendo del uso que vayas a darle y el tipo de deporte que realmente quieras practicar.

En las canoas los canoistas van de rodillas y manejan la canoa usando una pala de una sola hoja. Además, en este tipo de canoas se avanza usando una pala de una sola hoja y remando por un lateral del cano. Las canoas no tienen timón en ningún caso y se dirigen usando una pala. La técnica usada para manejar las canoas se llama repaleo.

Por otro lado encontramos los kayaks, dónde los piragüistas van sentados y utilizan una pala de dos hojas con la que van remando por los dos lados de la piragua. Las piraguas pueden tener timón y el piragüista puede controlarlo con sus pies, aunque algunas carecen de ellos. Del mismo modo, es posible encontrar kayaks y canoas para uno, dos y cuatro tripulantes, así como otras alternativas en tamaño mini pensadas para los niños. Asimismo, también podemos diferenciar los diferentes tipos de piraguas teniendo en cuenta el deporte para el que van a utilizarse.

De esta forma encontramos las piraguas auto vaciables o sit on ops, que nos permite llevar los pies fuera, los kayaks de mar o surfski, que son especialmente delgados para poder usarse en el mar, las piraguas de pesca, los kayaks a pedales y las piraguas de competición, que son especialmente largos y delgados para conseguir la máxima velocidad posible. Además, dentro de ellos podemos diferenciar entre las piraguas para competición en mar o en ríos, así como los kayaks para aguas bravas o surf, pensados especialmente para conseguir la mayor maniobrabilidad posible en todo momento. Tenemos también las piraguas polo, los kayak slalom y los kayak cerrados, que son los que más se parecen al modelo tradicional que nació hace ya miles de años.

Qué es una canoa

La otra modalidad de piragüismo es la canoa. En sus orígenes se construían con troncos de árboles, que se modelaban y vaciaban para usarlos en el agua. Su estructura podía elaborarse con listones de madera cubiertos de pieles de animales. Son embarcaciones de transporte que se usaban en Canadá para navegar grandes distancias, trasladar mercancías y poder moverse de manera eficiente por aguas tranquilas, pero también superando los rápidos de diferentes zonas.

En las canoas los palistas impulsan la canoa con una pala de una sola hoja, apoyándose sobre una o sobre las dos rodillas y dirigiendo la embarcación con la pala usando la técnica de repaleo. En la actualidad las canoas pueden estar preparadas para una, para dos o para cuatro personas.

Tipos de canoas

Dentro de los diferentes tipos de canoas encontramos las canoas de competición, los kayak, las piraguas y las canadienses. Las canoas de competición suelen ser de fibra de carbono y se usan sobre todo en carreras en línea en las que el palista suele ir arrodillado usando el remo de una sola pala. Las canoas kayak son especialmente apreciadas para las actividades recreativas. Se trata de piraguas de hasta dos plazas en las que sí se suelen usar remos de doble hoja.

Por otro lado encontramos las canoas piragua. Son parecidas a las anteriores y suelen usarse en piragüismo recreativo. No pesan nada y son perfectas para drenar el agua que entra en ellas. Finalmente encontramos la canoa canadiense. Este tipo de canoa cuenta con una variante ligera, más estrecha y ligera, pensada para competición. Del mismo modo, la versión turística es bastante más amplia.

Principales diferencias entre kayak y piragua

Mucha gente no lo sabe, pero cuando hablamos de piragüismo nos estamos refiriendo en general a todo tipo de embarcaciones con características similares que se usan para navegar, independientemente de si hablamos de un kayak o de una canoa. De esta manera, un kayak es concretamente un tipo de piragua, pero una piragua también puede ser una canoa, porque con el término “piragua”, hacemos referencia a las dos.

De esta forma, para poder especificar más, usaremos unas palabras u otras dependiendo del tipo de piragua de la que estemos hablando.

Diferencias entre kayak y canoa

Finalmente, sí podemos establecer algunas diferencias entre los kayak y las canoas. Las canoas se tripulan sentados o arrodillados, mientras que los kayak solo se tripulan sentados. Las canoas funcionan con una hoja o con una pala, mientras que el kayak se mueve siempre con una pala de dos hojas. Asimismo, las canoas son abiertas y pueden llevarlas uno o dos palistas, contando con la misma forma en la proa y en la popa, por contra a lo que sucede con los kayak.